Desde Clínica Dental Ríos sabemos que el cuidado de los dientes en la niñez es fundamental para desarrollar en la edad adulta una correcta salud dental. Por ello estamos especializados en odontología infantil, haciendo que la experiencia de ir al dentista de los pequeños sea única y ayudándoles a concienciarse sobre la importancia del cepillado y una buena salud bucodental.

Durante las revisiones periódicas necesarias, nuestro equipo de dentistas para niños realiza un seguimiento en el que se previenen y diagnostican tratamientos en el caso de que fuesen necesarios, para evitar posibles problemas de mordida, infecciones o caries. Además, con ello incluso se pueden llegar a solventar complicaciones respiratorias o en el habla por la posición inadecuada de la alineación de los dientes, la maloclusión dental infantil.

Comenzar las revisiones dentales periódicas desde pequeños es tan importante como visitar un dentista para niños en Écija que le aporte la mayor seguridad y confianza y haga de su visita una experiencia única. En Clínica Dental Ríos tratamos a los niños de manera colaborativa, explicándoles de manera fácil los tratamientos a realizar para hacerlos partícipes y que entiendan la importancia de los mismos para su cuidado bucal.

Clínica dental infantil en Écija

Profesionalidad

Experiencia

Última Tecnología

Cercanía

Estamos especializados en los tratamientos de odontopediatría para que las primeras visitas de los niños al dentista sean únicas, dándoles la confianza que necesitan para sentirse bien y enfocándonos en que comprendan la importancia del cuidado de su salud dental.

En Clínica Dental Ríos sabemos que los niños son especiales y por ello hay que darles un trato especial. La boca de un niño es completamente distinta a la de un adulto y las afecciones que sufre también, por lo tanto los tratamientos que aplicamos como dentista infantil en Écija se amoldan a ellos.

Los tratamientos de odontopediatría más comunes son el sellado de fisuras para prevenir la aparición de caries, los empastes para eliminarlas, pulpotomías para extraer la proporción de pulpa afectada y proteger la parte sana, la extracción de dientes de leche si no consiguen caerse por sí solos o de la pieza dentaria permanente si se produce un traumatismo, entre otros.

Algunos de los casos más habituales tratados en la clínica entre los dos y los seis años son por caries y a partir de esa edad hasta los doce años por malformaciones en la boca del niño. Tras los doce años, cuando se hayan sustituido los dientes de leche se podrá empezar con los tratamientos de ortodoncia.

Testimonios Reales de nuestros Pacientes

¿Quieres información de otros tratamientos?